• 4 enero, 2018
  • 2017: un año fuerte de crecimiento para la Roundtable on Responsible Soy

    por Silvia Pacheco

RTRS abre nuevos caminos para mejorar la calidad y el alcance de su estándar de certificación.

Las cifras de fin de año indican que 2017 fue otro año de fuerte crecimiento para la Roundtable on Responsible Soy Association (RTRS), con un considerable aumento de la producción de soja certificada, un crecimiento sostenido en la cantidad de empresas que exigen soja certificada RTRS como marca de su compromiso con la compra de soja producida de forma responsable.

En 2017, se produjeron cerca de 4 millones de toneladas de soja certificada RTRS –900.000 toneladas más que en 2016. Sigue creciendo la oferta año tras año; en solo cuatro años, los niveles anuales de soja certificada RTRS se han más que triplicado, y se están produciendo cada vez más toneladas de soja que cumplen con los estándares más rigurosos, transparentes e integrales de certificación ambiental y social y deforestación cero.

El aumento en la demanda de soja responsable es el factor que más motiva a los productores a certificar su producción. Hay un significativo volumen de soja certificada RTRS, tanto en forma de créditos y en balance de masas, a la espera de ser comprada, y RTRS sigue enfocada en generar más demanda.

La demanda está dando indicios de seguir incrementando, con muchos nuevos actores de la industria que reconocen el valor del estándar. En 2017, el 80% de las empresas u organizaciones que se integraron a RTRS pertenecen a los sectores de Industria, Comercio o Finanzas –14 de los 17 nuevos miembros.

Esta es una señal positiva que indica que la demanda de soja producida de manera responsable crece: en 2017 se registraron ventas por aproximadamente 2.2 millones, lo que significó un aumento del 8% respecto de 2016.

Con el compromiso de seguir desarrollando y mejorando su actividad y alcanzar el objetivo de lograr que en el futuro el 100% de la soja sea producida y comercializada en todo el mundo de manera responsable, RTRS ha entablado nuevas relaciones y facilitado modos prácticos de trabajo en 2017:

1.
El Consejo de Administración Acuícola (ACS, por sus siglas en inglés) ha reconocido el estándar de certificación de soja RTRS como el más serio en términos medioambientales y ha incorporado un requisito para que los fabricantes de alimento animal usen soja certificada RTRS, y asuman así también el compromiso de reducir los impactos ambientales y sociales de la industria acuícola. RTRS se complace en ver que ASC integra otras organizaciones que han incorporado el estándar RTRS dentro de su propio sistema interno de certificación. Gracias a esto, en 2017 ya se vendieron más de 11.000 créditos RTRS a empresas relacionadas con la industria del salmón.

2.
Es importante para RTRS ver que su Estándar para Certificación Grupal (que les permitió a más de 32.000 productores de la India alcanzar la certificación en 2016) sigue teniendo impacto. En 2017, Agricultores Federados Argentinos (AFA), organización que representa a más del 20% de los productores de soja de Argentina, mayormente integrada por pequeños productores (450 toneladas por año o menos), concretó la primera Certificación Grupal, con un grupo de cinco productores que certificaron en total 433 hectáreas cultivadas con soja. Este proyecto, que contó con el respaldo de Shell y Cefetra, posee un importante potencial de ampliarse, ya que AFA tiene casi 17.000 productores asociados que podrían optar por la certificación RTRS.

3.
En otro ejemplo de trabajo cooperativo eficaz, Itaipú Binacional (organización responsable de la represa binacional de ITAIPÚ en Paraguay y Brasil, y la mayor generadora del mundo de energía limpia y renovable) tomó el estándar de certificación RTRS como referencia de excelencia. Itaipú Binacional se esfuerza continuamente por mejorar sus prácticas de producción y administración, en vista del impacto de la represa en todos los sectores de la cadena de valor de la soja, incluidos productores de todos los tamaños en Paraguay y Brasil.

4.
Con el objetivo de llegar a nuevos territorios, RTRS ha empezado a trabajar en Mozambique, África, y actualmente está evaluando el trabajo de la Asociación de la Cadena de Valor Porcino de Holanda (Keten Duurzaam Varkensvlees, KDV) y Solidaridad para prestar asistencia a 2.000 productores de soja para que mejoren su producción por medio de métodos agrícolas sustentables. En 2017, primera etapa del proyecto, obtuvieron certificación RTRS dos Asociaciones de Productores de 48 y 175 productores, cada una. Esto significa que se certificaron 223 productores en ese país.

Se espera que la certificación RTRS pueda aplicarse a este trabajo para avalar el compromiso de uso responsable de pesticidas, respeto por las comunidades locales, derechos de la tierra y preservación de recursos forestales valiosos y de biodiversidad.

5.
En 2017, se hicieron dos importantes actualizaciones del estándar, que representan el compromiso de RTRS con la mejora continua, en este caso respecto de la calidad de sus prácticas de certificación. En junio de 2017, RTRS anunció una actualización que comprometía a los productores a discontinuar progresivamente el Paraquat, para llegar a 2021 con su prohibición total en la producción de soja con certificación RTRS.

En noviembre de 2017, se anunció que la Comisión Europea había reaprobado una versión actualizada del módulo sobre biocombustibles del estándar RTRS (conocido como el módulo RTRS EU-RED). Después de que la UE actualizara su directiva sobre energía renovable, la RTRS respondió, y esta versión recientemente reaprobada le permite a las empresas certificadas EU-RED RTRS demostrar que sus prácticas son más robustas, sus monitoreos más precisos y que cumplen íntegramente con la Directiva de Energía Renovable.

Marcelo Visconti, Director Ejecutivo de RTRS, se refiere al desempeño de la asociación en 2017 y a los planes para el año entrante: 

“2017 demostró que en todo el mundo hay una demanda en continuo crecimiento de soja de fuentes responsables de la más alta calidad. La RTRS, con su estándar transparente y robusto para la certificación de soja, es hoy el socio perfecto para garantizar una soja que tiene mínimos impactos ambientales y sociales y que, muy importante, no tiene como consecuencia la deforestación.

La esencia de los principios de RTRS es el compromiso de trabajar en alianzas; aunando fuerzas con otras organizaciones, buscando nuevas maneras de trabajar e innovando hacia un futuro en que el 100% de la soja provenga de fuentes responsables.

De cara a 2018, tanto los gobiernos como el sector privado deben crear incentivos e instrumentos económicos para recompensar los esfuerzos de los productores por conservar áreas de vegetación nativa, aun cuando sean elegibles para el desmonte legal. La RTRS puede ser una solución. Nuestro compromiso de llegar a todos y de trabajar con flexibilidad significa que tenemos un papel crucial en la transformación futura del sector sojero en general”.

Fuente: www.responsiblesoy.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

logo

Contacto
Fundación ProYungas (Institución Coordinadora)

  • E. info@observatoriosoja.org
  • T/F. 54 381 4253728
  • D. Perú 1.180 · Yerba Buena · Tucumán · Argentina

Instituciones Miembro