• 11 septiembre, 2017
  • Alertan que al menos un millón de hectáreas quedarán “fuera de campaña” tras agravarse los excesos hídricos

    por Silvia Pacheco

Se trata del 3% del total de la superficie que releva la Bolsa de Cereales de Buenos Aires; en diez días ya se superaron en varias regiones todas las lluvias habituales para septiembre.

Luego de las abundantes lluvias del fin de semana, que agravaron los excesos hídricos en las provincias de Buenos Aires y La Pampa, al menos un millón de hectáreas quedarán “fuera de campaña” del ciclo agrícola 2017/2018.

Así lo estimó Esteban Copati, analista de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en diálogo con LA NACION, que no descartó que esa superficie sea mayor. De hecho, el millón de hectáreas que calcula el experto representa el 3% del área total, de unos 32 millones de hectáreas, para trigo, maíz, girasol, cebada, soja y sorgo granífero.

“Como piso podría haber aproximadamente un millón de hectáreas que ya quedarían fuera de campaña y esta superficie podría incrementarse si las condiciones climáticas no mejoran durante los próximos meses”, dijo Copati.

Según el analista, el riesgo está en que la primavera es una época normalmente húmeda en la región pampeana y el pronóstico a quince días prevé más lluvias, con menor intensidad que las del fin de semana, pero que podrían agravar la situación.

Se trata del segundo año con dificultades para el inicio de la siembra, sobre todo en el oeste bonaerense, que ya presentaba problemas a igual fecha de 2016.

“El escenario para Buenos Aires y La Pampa se agravó con las últimas lluvias, aumentando la superficie que podría quedar fuera del circuito agrícola durante el nuevo ciclo 2017/18. En paralelo, sobre la superficie de fina ya implantada (con trigo y cebada) sin lugar a duda vamos a tener mayores pérdidas de área luego de estas últimas precipitaciones que se han extendido incluso sobre el extremo sur de la provincia en donde están los núcleos trigueros y cebaderos”, explicó Copati. Vale recordar que la Bolsa de Cereales porteña ya había recortado en 150.000 hectáreas la superficie de trigo por los excesos hídricos.

Las lluvias generan otras complicaciones. “Hay dificultades para realizar controles sanitarios para trigo porque no se puede entrar a los campos”, dijo.

Además de Buenos Aires y La Pampa, hubo abundantes precipitaciones sobre el este de Córdoba y el centro y sur de Santa Fe que van a demorar aún más el comienzo de la siembra de maíz, según Copati.

Para Germán Heinzenknecht, de Consultora de Climatología Aplicada (CCA), en diez días ya se cubrieron o superaron las lluvias normales de septiembre para Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe y Entre Ríos.

“Las lluvias se comportaron de acuerdo a lo esperado en gran parte del este de La Pampa, Buenos Aires y este de Entre Ríos. Dentro de esta vasta zona hubo corredores con mal tiempo sostenido, con promedios que superaron los 75 milímetros. La gravedad fue que llovió sobre una zona con nula capacidad receptiva. Es grave el tema y condiciona ya el desarrollo de todo septiembre”, dijo. El experto alertó que “el patrón húmedo va a seguir instalado”.

Fuente: Diario La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

logo

Contacto
Fundación ProYungas (Institución Coordinadora)

  • E. info@observatoriosoja.org
  • T/F. 54 381 4253728
  • D. Perú 1.180 · Yerba Buena · Tucumán · Argentina

Instituciones Miembro